Ateísmo y Agnosticismo: Definición, Qué es, Significado

Ateísmo y Agnosticismo: Definición, Qué es, Significado

Ateísmo (“a” privativo, y “theos”: Dios. O sea, “sin Dios”): definido como doctrina opuesta al teísmo, excluye a Dios como principio o conclusión de su racionamiento.
Agnosticismo (del griego a, privativo, + gnostikós “que conoce”): teoría filosófica de las limitaciones del conocimiento, que profesa dudas o no cree en alguna o todas las facultades de conocimiento que posee la mente humana.

Ateísmo y Agnosticismo

El ateísmo es la creencia de que Dios no existe. Un agnóstico es aquel que cree que la existencia de Dios es desconocida y muy probablemente más allá de la habilidad humana de descubrirla. Muchos agnósticos son "ateos prácticos," debido a que activamente persiguen un estilo de vida ateo, esto es, tienden a suscribirse al relativismo moral, y viven sus vidas sin ninguna preocupación por la responsabilidad final de sus actos.

El ateísmo y el agnosticismo no es algo nuevo. El Salmo 14:1 escrito por David alrededor de 1000 a.C. menciona el ateísmo – “Dice el necio en su corazón; No hay Dios.” Recientes estadísticas muestran un creciente número de gente convirtiéndose al ateísmo, con más del 10% de gente alrededor del mundo declarándose a sí mismos partidarios del ateísmo.

La Biblia enseña que la existencia de Dios es claramente visible en el universo (Salmo 19:1-4), en la naturaleza (Romanos 1:18-22), y en nuestros propios corazones (Eclesiastés 3:11); sin embargo, debe ser aceptada por fe. Hebreos 11:6 declara, “Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.” La Biblia nos recuerda que somos bendecidos cuando creemos y confiamos en Dios por fe, “Jesús le dijo; porque me has visto Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron y creyeron.” (Juan 20:29).

En la Sagrada Escritura se enseña infaliblemente que toda persona que alcanza la edad de la razón puede conocer con certeza que hay un Dios. Ellos saben esto por las cosas que han sido creadas: los árboles, la hierba, el sol, la luna, las estrellas, etc. Todo aquél que es ateo (que cree que Dios no existe), no tiene excusa. La ley natural lo condena. Esta es una verdad revelada en la Sagrada Escritura.

Romanos 1,19-21: “Puesto que lo que se puede conocer de Dios, les es manifiesto a ellos. Porque Dios se lo manifestó. Porque las cosas de él invisibles, se ven después de la creación del mundo, considerándolas por las obras criadas; aun su virtud eterna, y su divinidad: DE MODO QUE SON INEXCUSABLES.”

San Pablo enseña que los ateos son inexcusables, porque la creación de Dios demuestra su existencia. El Vaticano I definió dogmáticamente el principio establecido en Romanos 1 – el cual contradice directamente la enseñanza del ateísmo y el agnosticismo.

Papa Pío IX, El Primero Concilio Vaticano, sesión 3, Sobre la revelación, canon 1: “Si alguno dijere que Dios, uno y verdadero, nuestro creador y Señor, no puede ser conocido con certeza a partir de las cosas que han sido hechas, con la luz natural de la razón humana: sea anatema.”

Papa Pío IX, El Primer Concilio Vaticano, sesión 3, Sobre Dios creador de todas las cosas, can. 1: “Si alguno negare al único Dios verdadero, creador y señor de las cosas visibles e invisibles: sea anatema.”

El hacer la declaración absoluta de “¡Dios no existe!” es hacer una aseveración de conocer absolutamente todo lo que hay que saber acerca de todo – y haber estado en todos los lugares que componen el universo – de haber presenciado todo lo que hay que ser visto. Desde luego, ningún ateo hará estas afirmaciones exactamente. Sin embargo, eso es en esencia lo que ellos aseguran cuando declaran que Dios no existe. Los ateístas no pueden probar que Dios no.

Si una persona no está dispuesta a aceptar la existencia de Dios por fe, entonces definitivamente no estará dispuesta a aceptar a Jesucristo como su Salvador por fe (Efesios 2:8-9). Ese es el deseo de Dios – que las personas se conviertan en cristianos, no sólo teístas (quienes creen que Dios existe).

El ateísmo no es comprobable (se necesita la misma medida de fe para ser ateísta, que para ser teísta) y la existencia de Dios es conocida y debe ser aceptada por fe, naturalmente, porque el deseo del hombre tiende naturalmente hacia Dios, como a su último fin (1. 3, c. 25). Yo creo firmemente que Dios existe. Admito gustosamente que mi creencia en la existencia de Dios está basada en la fe. Al mismo tiempo, rechazo firmemente la idea de que es ilógico creer en Dios. Creo que la existencia de Dios puede ser claramente vista, vívidamente sentida, y ser necesariamente filosófica y científicamente probada.

El ateo y agnóstico puede ignorar la evidencia de la existencia de Dios. Sin embargo, a la luz de los avances científicos en el mundo microscópico solamente, es difícil afirmar que tal evidencia no existe. El hombre se ha tropezado con evidencias fantásticas ¡a favor de la existencia de un Diseñador Inteligente/Dios creador! Nuevamente, para más información si te es posible, visita esta página.

Salmos 19:1-4 dice, “Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos. Un día emite palabra a otro día, y una noche a otra noche declara sabiduría. No hay lenguaje, ni palabras, ni es oída su voz. Por toda la tierra salió su voz, y hasta el extremo del mundo sus palabras…”



We are looking for willing translators and helpers for the full article. This article about Atheism and Agnosticism is currently not available in the Spanish language. For those interested, the whole article about Atheism and Agnosticism can be read and translated at: http://www.catholic-saints.net/atheism-and-agnosticism/


Scientific Proof Of God and Supernatural Miracles
Creation And Miracles



Atheism destroyed:
Creation VS Evolution Debates and more!
Creation VS Evolution
Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!