Fantasmas: ¿Qué es un Fantasma? Videos de Fantasmas, Famtasmas Reales

¿Qué es un Fantasma? Videos de Fantasmas, Famtasmas Reales

Un fantasma es una aparición no material, son supuestos espíritus o almas, que generalmente posee forma de humano, aunque se dan casos de animales y objetos, que se manifiestan entre los vivos de forma perceptible (por ejemplo, tomando una apariencia visible, produciendo sonidos u olores o desplazando objetos —poltergeist—). Suele decirse que es un fantasma todo ente que se manifiesta de alguna forma, pero lo que representa (una persona por ejemplo) ya no existe o falleció.

Videos de Fantasmas Reales!
Videos de Fantasmas Reales!


¿Qué es un Fantasma? Imágenes y Fotos de Fantasmas, Historias de Fantasmas, Leyendas de Fantasmas, Posesión de Demonios y Fantasmas


Un fantasma es una aparición no material, que generalmente posee forma de humano, aunque se dan casos de animales y objetos. Suele decirse que es un fantasma todo ente que se manifiesta de alguna forma, pero lo que representa (una persona por ejemplo) ya no existe o falleció. De la misma manera, hay hechos registrados, en los cuales ángeles malvados (demonios) interactúan con la gente. Y también son capaces de manipular las cosas físicas.

Descripción: quienes dicen haberlos visto los describen como siluetas o sombras monocromáticas, por lo general oscuras o blanquecinas, más bien difuminadas o nebulosas, antropomórficas, de carácter inmaterial y trasparentes a veces, que flotan y pueden no tener contorno definido a sus pies. Su aparición no suele sobrepasar el espacio de unos segundos, muy raramente un minuto, y cuando ocurre la temperatura baja sensiblemente, a veces junto a olores penetrantes, ruidos, golpes, música o voces. Su aparición provoca ulteriormente en los seres humanos de su entorno una cierta fatiga o depresión; poseen una carga electromagnética que puede ser medida.

Historias: Algunos investigadores del tema, más de acuerdo con la época, han manifestado que los fantasmas son producto del subconsciente y que sólo los ven con la imaginación ciertas personas. Pero, si esto fuera cierto, ¿qué explicación podría darse a tantos casos increíbles? ¿Cómo explicar la presencia de un espíritu, que viene a informar acerca de algo que el testigo desconocía, es decir, que no estaba contenido en su subconsciente? Los antiguos tenían en gran respeto a estas apariciones y es por esta razón que han llegado hasta nosotros tantos testimonios valiosos.

- Uno de los episodios con espíritus más antiguo es el que vivió el poeta griego Simónides (556-467 a.C.). Iba a emprender un viaje por mar. Daba la víspera un paseo por la playa cuando encontró un cadáver abandonado en la playa. Abrió un hoyo y le dio sepultura. Aquella misma noche se presentó ante él el alma del difunto y le aconsejó no embarcar. El poeta siguió el consejo y salvó la vida, puesto que el barco naufragó y murió hasta el último pasajero.

- Otro caso extraño es el de Cicerón cuatro siglos más tarde. Decía que dos viajeros procedentes de Arcadia llegaron a Megara para pasar la noche. Uno encontró alojamiento en casa de un amigo, mientras el otro se acomodaba en una posada.

El primero acababa de cenar cuando le pareció ver la figura de su compañero pidiendo ayuda. Decía que el posadero iba a asesinarlo. Una hora más tarde regresó la figura, pero esta vez para decir que era ya muerto y que el posadero se había quedado con su bolsa. Su cuerpo estaba oculto en una carreta, bajo una capa de estiercol. Debía aclarar la verdad, porque el posadero tenía la intención de llevar el cuerpo lejos de la ciudad para enterrarlo. El hombre escéptico fue a ver, finalmente, al posadero. Lo encontró en la carreta, dispuesto a irse. Le gritó que quería ver el cuerpo que había escondido en la carreta. El posadero huyó al verse descubierto.

- Otra historia de aparecidos que hizo las delicias de los romanos que vivieron en el siglo I de nuestra era sería dada a conocer por Plinio el Joven (32-113). El filósofo Atenágoras compró una casa que, según se decía, estaba embrujada. Le pareció que la vendían a muy buen precio y se fue a vivir en ella. No tardó en conocer a su habitante nocturno. Mientras trabajaba una noche a la luz de una vela escuchó ruido de cadenas que se aproximaban al cuarto donde se encontraba. Abandonó el filósofo la tarea para ver quién lo interrumpía y descubrió a un anciano en harapos, con expresión de loco, quien le hizo un gesto para que lo siguiese. Tuvo que insistir el aparecido varias veces antes de que Atenágoras lo acompañase hasta un patio interior, donde se desvaneció en el aire.

La mañana siguiente contrató el filósofo a un hombre para que abriese un hoyo en aquel lugar. Apareció un esqueleto cubierto de cadenas. Las autoridades llegaron a la casa y, después de opinar que se trataba del anterior dueño de la casa, quien había desaparecido años antes, se llevaron los huesos para darles sepultura. El fantasma dejó de visitar al filósofo.

- Una noche de 1880, Lord Dufferin despertó sobresaltado en una casa de Irlanda a donde había sido invitado. Se asomó a la ventana y vio en el jardín a un hombre que se tambaleaba bajo el peso de un ataúd. Lord Dufferin le preguntó airadamente qué hacía a hora tan tardía. El hombre le levantó la cabeza y mostró una expresión horrorosa. Diez años más tarde, Dufferin se encontraba en París. En el momento de entrar en el ascensor del Grand Hotel retrocedió al reconocer en el ascensor al hombre que lo asustó aquella noche en Irlanda. Se negó a subir. Fue a la gerencia a indagar sobre la identidad de aquel misterioso individuo. Nadie lo conocía. Y mientras hablaba con el empleado, un espantoso ruido estremeció el edificio. Acababa de desplomarse el elevador desde el quinto piso, matando a todos sus ocupantes.

- También en la Primera Guerra Mundial ha llegado la historia de cierto Ostrovsky, que huyó con su familia de Rusia, durante la Revolución de Octubre, y llegó a un hotel de París. La primera noche, escuchó unos pasos y vio a un oficial francés tomar asiento en un sillón, sacar un arma y dispararse un tiro en la cabeza. El joven Ostrovsky corrió en busca de ayuda. Encontró a un empleado que no pareció impresionarle con la noticia. Acompañó al ruso al cuarto. Nadie había en el sillón. Explicó que un capitán francés se había suicidado en el mismo cuarto la semana anterior y que aparecía de vez en cuando.

LOS FANTASMAS: LA HISTORIAS DE FANTASMAS

Se dice que los fantasmas son apariciones de espíritus, a través de los cuales supuestamente se manifiestan las almas de personas que han muerto. Todos nosotros hemos escuchado fantásticas “historias de fantasmas” desde cuando éramos niños. En tanto que ahora desechamos semejantes historias como invenciones de la fértil imaginación juvenil, no podemos descartar de plano toda genuina fenomenología de espíritus popularmente asociados con los fantasmas, llamados a veces duendes.

Leamos Mateo 14:26. Hay millares de personas inteligentes y experimentadas en todo el mundo que están convencidas de que los fantasmas no sólo existen, sino que pueden comunicarse, y en efecto, se comunican con los vivos.

¿Hay realmente fenómenos sobrenaturales de espíritus, relacionados de alguna manera, a los que se pudiera catalogar como actividad fantasmal?

Aunque muchos de estos fenómenos puede explicarse fácilmente en términos naturales, especialmente como resultado del engaño o fraude, hay cierta actividad fantasmal que parece desafiar las explicaciones naturales.

Allen Spraggett cuenta la siguiente historia de fantasmas:

¿cree usted en los fantasmas? Si no cree, ¿cómo explicaría esta historia que realmente ocurrió?

Una noche de invierno, en la parte norte de Ontaro, Canadá, durante los primeros días de la segunda Guerra Mundial, una viuda de mediana edad despertó de un agitado sueño, y vio a su hermano menor parado de pie en la cama.

Lo misterioso es que la mujer sabía que su hermano estaba en Inglaterra, sirviendo en la Real Fuerza Aérea Canadiense.

Sin embargo, lo vio claramente, vestido con su traje de piloto; tenía la cara mortalmente pálida, y de una solemnidad indescriptible. El efecto era espantoso. La mujer dio un grito. Inmediatamente aquel extraño fantasma se desvaneció.

Cuando los tres hijos adolescentes de la mujer llegaron corriendo a la habitación, encontraron a su madre sollozando, mientras decía: “Está muerto, yo sé que está muerto.”

Su premonición resultó ser correcta, poco tiempo después le llegó la noticia de que el avión de combate de su hermano había sido derribado sobre el Canal de la Mancha el mismo día -posiblemente a la misma hora- que la mujer vio aquella figura espectral en su dormitorio. (Allen Spragget, Lo inexplicado)

A.R.G. Owen ofrece algunos ejemplos reales de actividad fantasmal. Un caso en particular que lo convenció que la actividad fantasmal sí existe, ocurrió en Sauchie, Escocia, en 1960.

Owen abunda en detalles para narrar los fenómenos de Sauchie, los cuales incluían la producción de ruidos, y el movimiento de objetos. Las sabias conclusiones a las que llegó fueron las siguientes:

“Conviene decir desde el principio que la evidencia presentada es para mí prueba conclusiva de la realidad objetiva de dos tipos de fenómenos fantasmales: la producción de ruidos y el movimiento de objetos. En mi opinión, el caso de Sauchie debe considerarse, más allá de toda duda razonable, como la demostración de la realidad objetiva de alguna forma de fenómenos fantasmales. (A.R.G. Owen. ¿Podemos explicar los fenómenos fantasmales?)

El fantasma de Ana Bolena

El fantasma de Ana Bolena ha sido visto desde su muerte el 19 de mayo de 1536 a intervalos regulares, y totaliza unas 30.000 apariciones. Esta reina, la segunda de seis esposas de Henry VIII, fue mandada decapitar por su marido, acusada de adulterio e incesto.

Un fantasma es la manifestación de la figura de una persona muerta. La Torre de Londres, es uno de los sitios más poblado de fantasmas en la Gran Bretaña, entre los mismo, se encuentra el fantasma de Ana Bolena, quine registra el record de apariciones desde su muerte en 1536, ha sido vista 30.000 veces.

Anne Boleyn:

Anne Boleyn, nació en 1507 en Norfolk, era hija del conde de Wiltshire, Thomas Boleyn y de Elizabeth Howard.

El apóstata rey Henry VIII se separó de la Iglesia Católica para anular su matrimonio con su primera esposa, Catalina de Aragón, y declaró bastarda a su hija María Tudor. Asesorado por Thomas Cromwell se declara “Jefe” de la “Iglesia en Inglaterra”, instaurando el Anglicanismo.

Anne Boleyn es nombrada por el rey, como marquesa de Pembroke, para que tuviera el estatus de nobleza requerido. Se casan el 25 de enero de 1533. Anne da a luz a una niña, Elizabeth, quien luego sería la única heredera del trono y que gobernara como Elizabeth I. Ante la decepción de Henry, intenta darle un varón, el cual nace muerto.

Thomas Cromwell, idea la forma de deshacerse de Anne, acusándola de tener amoríos con un músico, e incluso con su hermano George. Fue juzgada y condenada a muerte. El 19 de mayo de 1536, fue decapitada y enterrada en la Torre de Londres.

El fantasma de Ana Bolena y su historia:

El Fantasma de Ana BolenaA lo largo de los siglos, el personal de la Torre de Londres ha declarado ver el fantasma de Ana Bolena, vagando por los calabozos. Su espectro aparece a intervalos regulares, una de las apariciones más impresionantes se registró en el invierno de 1864.

Un guardia de la Torre fue hallado inconsciente, y fue acusado de quedarse dormido en su puesto, por lo cual se le sometió a un tribunal militar. El guardia relató que se encontró una figura blanca que emergía de una neblina al amanecer, que no tenía cabeza y se dirigía hacia él. El soldado habría realizado las advertencias de rigor, y ante el avance de la figura, la atravesó con su bayoneta, pero recibió una descarga que lo dejó inconsciente. Su testimonio no fue creído, pero un oficial y varios soldados habrían declarado ver al espectro en una ventana. Al constatarse que todos los testimonios referían a la ventana del cuarto en el cual Anne Boleyn pasó su última noche, el tribunal optó por liberar al guardia.

El fantasma de Ana Bolena se ha visto en reiteradas ocasiones, con apariciones a intervalos regulares, a veces sola, y otras conduciendo una procesión en la Capilla de San Pedro, donde está enterrada. Fue vista por última vez en 1933.

El fantasma de Montrose

Durante la Primera Guerra Mundial se reportaron muchísimas apariciones fantasmagóricas de soldados muertos en combate, que eran vistos en el campo de batalla o en sus casas. El fantasma de Montrose, una base escocesa, fue presencia habitual durante el año 1916.

Durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918), se reportaron muchos fenómenos extraños, y apariciones fantasmales. Muchos de los soldados muertos, fueron vistos en el campo de batalla por sus camaradas, o recibieron avisos de peligro de estos, o se los vio en sus propias casas.

Existe un caso notable que fue habitual durante el año 1916 en la base aérea de Montrose, el del teniente Desmond L. Arthur.

Arthur, el fantasma de Montrose:

el fantasma de montroseDurante 1916, la visión de el fantasma de Montrose del teniente Desmond L. Arthur, era rutinaria en la base aérea de Montrose en Escocia, a tal grado, que fue la única historia de espectros, oficialmente reconocida por el gobierno británico.

El 27 de mayo de 1913, el teniente Arthur realizaba ejercicios sobre la base y su avión falló, precipitándose a tierra frente a cientos de testigos. Tres años más tarde, coincidiendo con el cierre del reporte oficial del accidente, el mayor Ciryl Foggin, alto oficial de la base, vio a Arthur caminando delante de él, con su uniforme, el casco de cuero y las gafas de piloto, con rumbo a los barracones. A partir de ese momento, la presencia de Arthur fue constante. Se lo veía por las noches, en los comedores, en los dormitorios, atravesando las puertas de los barracones, y en otros sitios de la base.

Se atribuía la aparición del el fantasma de Montrose a que deseaba reivindicación por el informe oficial sobre su accidente, donde se lo culpaba. Un año más tarde, hubo una rectificación, tras determinarse que había existido una reparación defectuosa, que provocara la rotura de una de las alas en pleno vuelo. Tras la rectificación del informe oficial, dejó de hacerse presente.

El 27 de mayo de 1963, cincuenta años después de la muerte de Arthur, Sir Peter Massfield (ilustre figura de la aviación británica), vio en pleno vuelo, cómo se acercaba un bimotor de principios de siglo, con un pálido piloto, vestido acorde, y Massfield pensó que era un aficionado a los aviones antiguos. Para su sorpresa, el avión se desplomó. Massfield aterrizó en un campo de golf cercano para pedir ayuda. Cuando acudió al lugar junto con algunos golfistas, el avión accidentado y su piloto, habían desaparecido.

Leyendas de Fantasmas

Esta es una de las historias más dramáticas de apariciones de fantasmas, estudio del reconocido parapsicólogo francés Robert Tocquet, se hizo conocido.

Una mujer que para proteger su identidad fue apodada “Madame V” le confió a Tocquet notas sobre las experiencias que había tenido:

Madame V decidió vacacionar, entonces el día 6 de julio de 1955, se alojó en un gran caserón del siglo XVII llamado Le Prieuré. En el caserón habían vivido un tiempo una comunidad de frailes, la cual durante la Revolución Francesa (1789 - 1799) fue desintegrada y el superior asesinado.

Pero ella no fue sola, la acompañaban sus dos hijos de veinte (Jean) y treinta (Gastón) años. Madame V se alojó en una habitación que justamente había sido ocupada tiempo atrás por el superior de la comunidad.

Los primeros días la pasaron bien, pero al cuarto día de haber ocupado esa habitación, Madame V pudo ver a un monje sin manos y con una capucha: Ella dijo que era la noche del 10 de julio y vio pasar por su habitación una sombra oscura como una niebla y dentro de ella una luz. Inmediatamente ella comprendió que ésa figura era humana, y llevaba una capucha puesta y vestía una capa larga con cuello estrecho. La “sombra” se acercaba lentamente hacia ella y asustada se sentó en la cama contra la parted. Dijo que estaba helada y toda sudada, y atinó a gritar, pero no pudo. El terror la tenía inmóvil. El ente se movió hasta ubicarse delante de la chimenea y se arrodilló; ella puedo escuchar el sonido de las rodillas del éste golpeando el suelo. La mujer pasó el resto de la noche en vela y esperó el amanecer.

En muchos días no sucedió nada, pero ella deseaba que apareciera el ente nuevamente para así poder hablarle. Su deseo se cumplió: una tarde ella se acostó en su cama y la puerta de su habitación se abrió y entró el monje. Ella pudo madame fantasma percibir en el aire un olor mohoso y húmedo, como una tumba. Madame V pudo ver como el monje lloraba y se dio golpes en la cabeza contra el suelo tres veces y escuchaba que decía “Dios mío, misericordia, tened piedad de mí, tened piedad. Dios mío, perdonadme Jesús”.

Ella entabló una conversación con el espectro. Al principio el monje le dijo que no debía haberse alojado en este lugar, pues era para un ambiente religioso, y después profetizó un escalofriante futuro. El monje dijo que la Tierra estallaría por la locura de la humanidad. África, Asia y Europa se sumergirán en el océano y sólo permanecería la parte sur de América. También el monje hizo una confesión, dijo haber dejado morir a un prisionero en un calabozo. Pero esa no fue la única vez que habló con él, pudo establecer comunicación muchas veces más.

Una vez le dijo que una imagen de la Virgen estaba enterrada en un lugar del jardín y se lo específico y allí mismo fue encontrada. También él le contó que lo habían matado los revolucionarios y le cortaron las manos, y lo emparedaron. Pedía que recen por él.

Con el paso del tiempo, Madame V estaba adelgazándo y se mostraba pálida, sus hijos empezaron a darse cuenta de que algo pasaba y finalmente les habló de la aparición; no le creyeron hasta que Jean pudo verlo.

Tocquet, que ya mantenía contacto con Madame V, les dijo que fotografíen al fantasma y trataran te tocarlo. El 26 de octubre de 1959, Jean fotografió al fantasma dos veces. A final de noviembre, Madame V se encontró nuevamente con el espectro e intentó tocarlo. Le puso la mano en la cintura con los ojos cerrados. En ese instante sintió un golpe en su cintura y un frío ahogador mientras el espectro se desvanecía. Jean había visto todo. Las manos de Madame V se hincharon y notaba mucho dolor. Ella pudo decirle a Tocquet que este ente estaba formado por un vapor frío y viscoso, pero no tenía esqueleto...

El espectro nunca más fue visto, pero el relato se ha hecho muy conocido y discutido por los parapsicólogos.

Relatos de Fantasmas

Una de las historias populares más macabras entre las creadas en el siglo XX es la que hace referencia a un conductor que en el último momento decide no recoger a un viajante. Generalmente el narrador comienza diciendo: “¿Te conté lo que le ocurrió a mi amigo? Bueno, de hecho fue a su primo...” Y continúa así: Un automovilista va conduciendo por una carretera, cuando ve a un hombre joven con el pulgar levantado. Al disminuir la velocidad para recogerlo queda consternado al ver que detrás de los arbustos o árboles de la carretera asoman dos o tres compañeros suyos.

Considerando quizá que están abusando de su generosidad, o tal vez alarmado ante la posibilidad de que se trate de una banda de ladrones, el conductor decide en el último momento no recogerlos. Los viajantes se encuentran ya bastante cerca del coche, pero el conductor pisa el acelerador a fondo y se aleja tan rápido como puede. Los viajantes parecen enojados: gritan y chillan mientras el automovilista se aleja. Feliz de haber logrado escapar a tiempo, el conductor sigue su camino unos kilómetros sin detenerse. Después, al comprobar que el indicador de la gasolina se acerca al cero, se para en una estación de servicio. Acto seguido observa que el operario de la estación de servicio, lívido como la cera, se aparta horrorizado del coche. El conductor baja para ver qué es lo que pasa, y queda paralizado de horror ante lo que ven sus ojos.

Atrapados en una de las manijas de la puerta hay cuatro dedos humanos.

LOS FANTASMAS Y LA BIBLIA

Un fantasma es una aparición no material, son supuestos espíritus o almas, que generalmente posee forma de humano, aunque se dan casos de animales y objetos, que se manifiestan entre los vivos de forma perceptible (por ejemplo, tomando una apariencia visible, produciendo sonidos u olores o desplazando objetos —poltergeist—). Suele decirse que es un fantasma todo ente que se manifiesta de alguna forma, pero lo que representa (una persona por ejemplo) ya no existe o falleció. De la misma manera, hay hechos registrados, en los cuales ángeles malvados (demonios) interactúan con la gente. Y también son capaces de manipular las cosas físicas. En Job 1:12-19, éstos manipulan a la gente para hacer lo malo; causando que cayera fuego del cielo que consumió al ganado y las ovejas; así como también que soplara un fuerte viento que derribó la casa en la que estaban los hijos de Job.

En cuanto a la forma de un fantasma varía considerablemente; hay casos de apariciones desde perfectamente humanas, hasta extrañas luces o nieblas. También suelen ser detectados por sonidos que emiten, por cambios de temperaturas en las habitaciones o por la sensación de que alguien más hay en un lugar, etc.

Desde el punto de vista de la mayoría de las religiones, existe un “más allá” de esta vida y por alguna razón podemos ver a los difuntos. Generalmente se asocia un fantasma con el alma de la persona.

He aquí algunas verdades bíblicas relacionadas con apariciones, fantasmas y visitas de espíritus de gente muerta.

a) En 1 Samuel 28:7-19, el rey Saúl buscó a una mujer con un espíritu de adivinación (demonio) para preguntarle a Samuel acerca de lo que debía hacer. El Primer Mandamiento prohíbe invocar espíritus. El Rey Saúl recurrió a una mujer para conjurar el espíritu del difunto profeta Samuel y fue castigado por Dios (Cf. 1 Samuel 28, 8-17). Se trata del pecado de adivinación: querer “desvelar” el porvenir recurriendo a espíritus (que en realidad son demonios).

b) En Mateo 17:1-8, Pedro, Jacobo y Juan vieron brevemente a Moisés y Elías con Jesús.

c) En Lucas 16:19-31, Jesús cuenta la historia del hombre rico y Lázaro. En esta historia, podemos aprender que hay tres compartimentos (cielo, infierno, purgatorio) para los muertos (cuerpo) hasta el Juicio del Gran Trono Blanco (Apocalipsis 20:11…) También en la historia, el hombre rico pide que Lázaro sea enviado de regreso para advertir a los vivos. Abraham le dice que no serviría de nada, porque si ellos no creen en la Palabra escrita de Dios, tampoco creerán aunque alguno se levante de entre los muertos.

De estos tres pasajes de la Escritura, podemos concluir que por ahora, existen compartimentos en los cuales habitan los espíritus de los muertos, y que aunque hay pocas ocasiones en las cuales Dios permite interacción entre los vivos y los muertos, éstas situaciones fueron muy raras y para nada tan comunes como el contacto entre la gente y los seres angélicos. También Lucas 16:27-31 indicaría que no les está permitido a los espíritus humanos, regresar a visitar a los vivos sin permiso, y si el permiso no es otorgado aún con el propósito de prevenir a la gente de escapar de la ira venidera, menos sería dado por razones frívolas.

A diferencia de las dos instancias que tratan de un contacto o comunicación verdadera con la gente muerta, hay numerosas ocasiones que incluyen contactos con seres angélicos, tanto ángeles buenos como ángeles caídos (demonios). Muchas de las situaciones involucran a un ángel bueno descrito como “el ángel del SEÑOR,” refiriéndose a veces a la apariencia de la pre-encarnación del Hijo de Dios (Cristofanías). Pero muchos otros se refieren a ángeles buenos que Dios utiliza para ministrar a favor nuestro (Hebreos 1:14). Con este fin, algunas veces ellos manipulan las circunstancias físicas como en 1 Reyes 19:5-7 (el ángel toca a Elías y lo provee de comida y bebida); 2 Reyes 19:35 (el ángel hirió de muerte a 185,000 asirios); Daniel 6:22 (el ángel cierra la boca de los leones), Hechos 12:23 (el ángel hiere a Herodes por aceptar adoración como si fuera un dios)

En los evangelios, se registran numerosas ocasiones en las que los demonios se posesionaban de la gente (Mateo 8:16,28 en ad.; 9:32-33; 12:24; 15:22; 17:18; etc.) En estos incidentes, y muchos otros, la manifestación de posesión demoníaca involucraba algunas enfermedades físicas (mudez, epilepsia, ceguera, y algunas veces una fuerza sobrenatural). Ellos también entraron en los cerdos antes de que se precipitaran por un despeñadero y se ahogaran en el mar, en Mateo 8:28 en adelante.

Hay que notar tres cosas acerca de los demonios: (1) Los demonios no tienen poder sobre ninguna cosa que Dios no permita; esto es, Satanás (y sus huestes de ángeles caídos) son como perros salvajes sujetados con correas y es Dios quien las sujeta. Ellos pueden hacer solo lo que Él les permite (Job 1:12; Job 2:6; Mateo 8:31-32). (2) Los casos que involucran demonios registrados en la Escritura, son más numerosos que los pocos casos de interacción con gente muerta. (3) Cristo le ha dado a Sus discípulos autoridad sobre los demonios (Marcos 16:17; Lucas 9:1; 10:9).

Podrías preguntarte, ¿porqué Dios aún permite que los demonios traten con nosotros? Si ellos están bajo Su autoridad, ¿por qué no les impide cualquier interacción con los humanos? En la insondable sabiduría de Dios, Él es capaz de usar sus malos deseos e intentos sobre nuestras vidas, y obtener algo bueno de ellos para los cristianos. En Marcos 1:13 Dios usa las tentaciones de Satanás para probar la ausencia de pecado en Jesús. En el libro de Job, Dios usa a Satanás para mostrar la integridad del carácter de Job, y más tarde recompensar doblemente a Job por todo lo que experimentó. En 2 Corintios 12:7, Dios usa la aflicción que Satanás inflingió sobre Pablo para evitar que se volviera orgulloso. En el caso de los no creyentes, Satanás y los ángeles caídos sirven como un tipo de catarsis trabajando junto con la influencia del mundo no redimido y los deseos de la naturaleza pecaminosa para mostrar a los corazones de los inconversos el mal que ya mora dentro de ellos, mostrándoles de esta manera a ellos y a los demás, lo que es su verdadera naturaleza (naturaleza caída) (Mateo 15:18-19; Efesios 2:1-3; Apocalipsis 20:7-9)

Hay demonios trabajando a nuestro alrededor aún ahora. (Los hay… ¡y a veces se manifiestan ellos mismos!) Pero ya sea que lo hagan o no, ellos no deben ser nuestro enfoque, ¿Por qué no? Porque, una vez más, ellos no tienen autoridad, sino la que les es dada por Dios. ¿Quién y qué entonces debe ser nuestro enfoque? Nuestra atención necesita estar sobre Dios y los claros mandamientos que Él nos da en la Escritura; si Él es nuestro centro de atención, no necesitamos temer a nada más (Salmo 27:1).

No debemos dejarnos fascinar por el mundo de los espiríritus, sino por Dios y Su impresionante carácter y atributos (Salmos 27:4; Salmos 73:25). Y si en el curso de nuestro servicio a Cristo y nuestra dependencia de Él, encontráramos manifestaciones de posesión demoníaca o actividad demoníaca, solo necesitamos volvernos a Él en una simple oración (como el Rosario) llena de fe, confiando en Su Palabra y Su Espíritu Santo para que obre de la manera que Él decida. De hecho, esta es la manera como debemos enfrentar la vida cuando NO hay manifestaciones evidentes de involucramiento demoníaco, porque con frecuencia Satanás hace su trabajo más frecuente y efectivo en secreto, jamás hace que su presencia o la de sus demonios sea evidente (2 Corintios 11:13-15).

Si sucede que hubiera una manifestación de su presencia de alguna forma, debemos preguntarnos el por qué. ¿Hay algún ídolo pagano, un fetiche usado en la adoración pagana, etc. (Deuteronomio 32:16-17; Salmos 106:37-38; 1 Corintios 10:19-21)? O tal vez hay algunos que han permitido ellos mismos llegar a estar poseídos por un demonio, o hayan permitido una participación demoníaca en sus vidas por algún pecado repetido y serio (Efesios 4:27). La masturbación es un pecado mortal. Creemos que este pecado – ya que es contrario a la naturaleza y se clasifica como “afeminación” y “el vicio contra la naturaleza” – es la causa por qué algunas personas se entregan a las pasiones antinaturales (la homosexualidad). Cualquier artículo de lo oculto que uno posea, debe ser quemado, como Pablo y los otros cristianos hicieron con los libros que fueron quemados en Hechos 19:18 y cualquier pecado conocido debe ser confesado (1 Juan 1:9).

Una idea falsa comúnmente llevada a cabo en nuestros días es que Dios crea algunas personas homosexuales (o que la homosexualidad es el resultado de algún tipo de problema “psicológico”). De hecho, es evidente que muchas personas creen que no hay nada malo con la orientación homosexual, sino sólo en los actos homosexuales. La verdad es que Dios no crea a nadie con una orientación homosexual y que todos los que son verdaderos homosexuales (incluso los que no están participando en actos homosexuales) son homosexuales a causa de una posesión demoníaca y por un pecado mortal. Los que se burlan de esta declaración son simplemente liberales infieles que no quieren la verdad y no tienen un concepto del mundo sobrenatural.

Romanos 1: “Debido a que, habiendo conocido a Dios, no le han glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos y su necio corazón fue entenebrecido... quienes cambiaron la verdad de Dios por mentira; honrando y dando culto a la criatura antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos de los siglos. Amén. Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas. Porque sus mujeres cambiaron el uso natural por el uso que es contra la naturaleza. Y, de igual manera, los hombres también, dejando el uso natural de las mujeres, se han quemado en sus concupiscencias uno hacia el otro, los hombres con los hombres haciendo lo que es inmundo y recibiendo en sí mismos la recompensa que se debía a su error... quienes hacen esas cosas son dignos de muerte y no sólo los que las hacen, sino que también los que dan consentimiento a los que las practican.”

Romanos 1 claramente enseña que debido a que estas personas “adoraron y sirvieron a la criatura antes que al Creador” y “cambiaron la verdad de Dios por la mentira” Dios los entregó a la homosexualidad, que se describe como una AFECCION VERGONZOSA. Además, Romanos 1 claramente enseña que la homosexualidad es “contra la naturaleza”, lo que significa que esta orientación es ajena a la naturaleza del hombre, es decir, NO ES INCULCADA POR DIOS.

Los hombres y las mujeres se entregan a la homosexualidad por inundarse ellos mismos con pecados de impureza (masturbación, pecados sexuales dentro y fuera del matrimonio) - así adorar a la carne en lugar de a Dios - y para ello son poseídos por el demonio de la lujuria, que los controla y corrompe toda su orientación. (Y pueden ser curados de esta) Las gentes también se vuelven homosexuales mediante la participación en la idolatría o por albergar una perversa fascinación con los seres humanos por encima de Dios - adorar a la criatura antes que al Creador. El hecho de que todos los homosexuales están espiritualmente poseídos por un espíritu demoníaco se ve corroborado por el hecho de que la mayoría de los varones homosexuales pueden ser identificados por sus modales afeminados externos. ¿Cómo se explica esto? Es la evidente presencia del demonio en la persona que se manifiesta externamente - los gestos externos, no naturales que revelan la corrupción interna del alma.

Isaías 3:9: “La apariencia de sus rostros testifica contra ellos, y declaran su pecado como Sodoma, no lo disimulan ¡Ay de sus almas, porque han recompensado el mal para sí mismos!”

Observe que el profeta Isaías, refiriéndose a los homosexuales, dice que “se han recompensado el mal a sí mismos.” Esto es muy similar a Romanos 1, donde San Pablo dice que los homosexuales han recibido “en sí mismos la recompensa, que se debe a su error.” La verdad de que todos los homosexuales están espiritualmente poseído por un espíritu demoníaco se ve corroborada por el hecho de que la sociedad ha visto recientemente un increíble aumento en el número de personas que se consideran a sí mismos homosexuales. Esto se explica fácilmente por el hecho de que, con el advenimiento y la explosión de la Internet y otros medios tecnológicos que permiten un acceso a la pornografía y la impureza fácil, más millones de personas están cometiendo pecados de impureza, millones de personas más se están convirtiendo en poseídos y muchísimos más se están volviendo homosexuales. (Y, por supuesto, no todos los que cometen pecados mortales impureza se vuelven homosexuales, pero aquellos que de alguna manera piensan que están bien porque no son homosexuales, a pesar de que están cometiendo pecados de impureza, son engañados y también están en el camino al infierno y a la esclavitud al diablo.)

1 Corintios 6:9-11: “¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios no seáis engañados: ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se acuestan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios. Y esto erais algunos de vosotros; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús y por el Espíritu de nuestro Dios.”

En resumen, es bíblico creer en demonios y que lo que la gente cree que son apariciones, son o ilusionismo fabricado por charlatanes, o verdaderamente involucran actividad demoníaca, como la visitas de muchos espíritus. El usar canales y búsquedas de guías de “mediums” o “espiritistas,” o el jugar con las tablas de la Guija, cartas tarot, sesiones espiritistas, o escuchar música satánica de rock pesado, es verdaderamente invitar el involucramiento de demonios en la vida de uno.

La única liberación del pecado y del diablo que pueden obtener los perdidos, es a través de la que se encuentra solo en Cristo (Juan 8:32-36; Romanos 6:16-23; Efesios 2:1-10). Necesitamos concentrarnos en el Evangelio de Cristo para compartirlo con otros. Ese Evangelio es el poder de Dios para la liberación del pecado y de Satanás (Romanos 1:16; 1 Corintios 1:18).

En cuanto al Santo Rosario, la Hermana Lucía le dijo al Padre Fuentes en una famosa entrevista en 1957:

“Mire, Padre, la Santísima Virgen en estos últimos tiempos en los que vivimos, ha dado una nueva eficacia al rezo del Santo Rosario. Ella ha dado esta eficacia hasta el punto de que no hay ningún problema, no importa lo difícil que sea, sea temporal o sobre todo, espiritual, en la vida personal de cada uno de nosotros, de nuestras familias, de las familias del mundo o de las comunidades religiosas o incluso de la vida de los pueblos y naciones que no puedan ser resueltos por el Rosario. No hay ningún problema que te digo, no importa lo difícil que sea, que no se puede resolver con el rezo del Santo Rosario. Con el Santo Rosario nos salvaremos. Nosotros nos santificaremos. Vamos a consolar a Nuestro Señor y obtendremos la salvación de muchas almas.”

Hoy la gente todavía informa haber dejado la homosexualidad y haberse convertido en heterosexual a través del arrepentimiento y la fe en Nuestro Señor Jesucristo.

Ver: Cómo Rezar el Rosario

POSESIÓN DE DEMONIOS Y FANTASMAS

Se conoce con este nombre a la expulsión de espíritus malignos o problemáticos, fantasmas, demonios u otras identidades no físicas. Los ritos de exorcismo existen en todo el mundo y su uso es común en aquellas sociedades donde se cree que los espíritus interfieren frecuentemente en los asuntos terrenales ocasionando enfermedad, mala suerte y desastres.

El cristianismo asocia el exorcismo con la posesión demoníaca -que se cree es causada por Satán- y es considerado como una batalla por el alma de la víctima. Sólo los católicos romanos ofrecen un rito formal de exorcismo, el Rituale Romanum, que data de 1614. Antes de que el rito pueda llevarse a cabo, deben manifestarse ciertos síntomas como la levitación, la manifestación de una fuerza sobrehumana, la clarividencia, el perjuro de palabras o frases religiosas o “hablar en lenguas”. El rito se caracteriza por la violencia: la víctima sufre dolores, contorsiones extraordinarias, desagradables ruidos corporales, diarrea, escupitajos, vómitos y pronuncia malas palabras. La temperatura del cuarto puede variar alternadamente de fría a caliente y los objetos pueden volar en derredor.

El exorcismo en la teología católica haya su base en los textos evangélicos donde se narran las liberaciones y expulsiones de demonios que realizó Jesús como con los endemoniados de Gadara (Mt. 8,28 ss) a un joven (Mc. 9,21) mencionando por ejemplo que para vencer a algunos demonios se requería la práctica de ayuno y oración (Mt. 17,19) un poder que incluso tenían sus discípulos (Lc. 10,17). Siete casos específicos de posesión se relatan en los evangelios. En los primeros siglos no existían fórmulas precisas para exorcizar, aunque sí el carisma de expulsar demonios, el cual era usado por los apologistas cristianos para mostrar la divinidad del cristianismo, por ejemplo Tertuliano (Apología. 23) o Minucio Félix (Octavio 27).

La posesiónes demoníacas y La Biblia

La posesión demoníaca es el término con que se describe el control interno, intermitente o permanente, por un demonio de las acciones del cuerpo de un ser humano, la libertad sobre su alma permance en la víctima. Sus manifestaciones incluyen aversión a lo sagrado, enfermedades sin causa aparente, manifestaciones sobrenaturales como hablar o entender lenguas desconocidas por el sujeto, cambios vocales y faciales, , hacer patente sucesos distantes y ocultos, fuerza sobrehumana y heridas y cicatrices “espontáneas”. El sujeto afectado frecuentemente ha aceptado en forma temeraria, y a veces ignorantemente, la presencia demoníaca en su vida, en forma de rituales de brujería o adivinación, o juegos como la ouija.

En casi todas las sociedades humanas se ha sostenido la creencia en la «posesión» de seres humanos por parte de espíritus de carácter maligno, ya se les diera el nombre de diablo, poltergeist u otro, para causar daño a los humanos. Los testimonios a lo largo de la historia son incontables, y tienen como manifestaciones, la emisión de voces distantes, contorsiones antinaturales, fuerza sobrehumana, levitación de muebles, u otros objetos, incluidos los posesos, y otros.

La Biblia da varios ejemplos de personas que fueron poseídas o influenciadas por demonios. De estos relatos, podemos conocer algunos síntomas de influencia demoníaca, así como adquirir conocimiento de cómo un demonio posee a alguien. Estos son algunos pasajes bíblicos: Mateo 9:32-33; 12:22; 17:18; Marcos 5:1-20; 7:26-30; Lucas 4:33-36; Lucas 22:3; Hechos 16:16-18, En algunos de estos pasajes, la posesión demoníaca causaba problemas físicos, tales como inhabilidad para hablar, síntomas de epilepsia, ceguera, etc. En otros casos causaba que el individuo actuara con maldad, Judas sería el mejor ejemplo. En Hechos 16:16-18 un espíritu aparentemente daba a la joven esclava la habilidad de saber cosas más allá de su propio entendimiento. En el caso del endemoniado gadareno que estaba poseído por una multitud de demonios, tenía una fuerza sobrehumana, andaba desnudo y vivía entre los sepulcros. Dios permitió que el rey Saúl después de haberse rebelado contra Él, fuera atormentado por un espíritu maligno (1 Samuel 16:14-15: 18:10-11; 19:9-10) con el efecto aparente de un estado de ánimo depresivo y un creciente deseo y disposición de matar a David.

Por consiguiente, hay una amplia variedad de posibles síntomas de una posesión demoníaca, tales como un deterioro físico que no pueda ser atribuido a la presencia de un problema psicológico; cambios de personalidad tales como una fuerte depresión o una inusual agresividad, fuerza sobrenatural, una indiferencia por el pudor o una interacción social “normal”, y quizá la habilidad de compartir información de la que no hay manera natural de conocer. Es importante notar que casi todas, si no todas estas características pueden tener otras explicaciones, así que es importante no etiquetar a cada persona deprimida, o individuo epiléptico como poseídos por demonios. Por otro lado, pienso que en nuestra cultura occidental, probablemente no tomamos muy en serio la actividad satánica en las vidas de la gente.

Adicionalmente a estas características físicas o emocionales, uno también puede ver actitudes espirituales que muestran influencia demoníaca. Estas pueden incluir una resistencia a perdonar (2 Corintios 2:10-11) y la creencia y propagación de falsa doctrina, especialmente concerniente a Jesucristo y Su obra redentora (2 Corintios 11:3-4, 13-15; 1 Timoteo 4:1-5; 1 Juan 4:1-3).

En lo concerniente a la implicación de demonios en las vidas de cristianos, el apóstol Pedro es una ilustración del hecho de que un creyente puede ser INFLUENCIADO por un demonio (Mateo 16:23). Si el caso de Judas es representativo, él abrió su corazón al mal (en su caso por su avaricia – Juan 12:6). Así es posible que si uno permite que su corazón sea gobernado por algún pecado habitual... se convierta en una invitación para que un demonio entre.

De acuerdo a la experiencia misionera, las posesiones demoníacas también parecen estar relacionadas con la adoración de ídolos paganos y la posesión de objetos del ocultismo. La Escritura repetidamente relaciona la adoración de ídolos con la adoración a los mismos demonios (Levíticos 17:7; Deuteronomio 32:17; Salmo 106:37; 1 Corintios 10:20), así que no sería sorprendente que el involucrarse con esas religiones y prácticas asociadas con esos cultos pueda conducir a la posesión demoníaca.

Que mucha gente abre sus vidas a la invasión demoníaca, al abrazar algún pecado o a través de involucrarse en un culto. Los ejemplos pueden incluir inmoralidad; abuso de drogas y/o alcohol...al alterar éstos el estado de conciencia; rebelión; amargura; meditación trascendental, etc. En nuestra cultura occidental, podemos ver un incremento en la enseñanza de religiones orientales bajo la apariencia del movimiento de la “nueva era.”

Hay algo que no debe ser olvidado. Satanás y sus huestes del mal no pueden hacer nada a nadie, a menos que tengan el permiso de Dios (Job 1, 2). Y siendo este el caso, aunque Satanás crea que está alcanzando sus propios propósitos, realmente está cumpliendo los buenos propósitos de Dios.... aún en el caso de la traición de Judas. Algunas personas desarrollan una insana fascinación por el ocultismo y la actividad demoníaca. Esto es poco inteligente y antibíblico. Si nosotros seguimos a Dios con nuestras vidas; nos vestimos con Su armadura y dependemos de Su fuerza (no la nuestra) (Efesios 6:10-18), no tenemos nada que temer de las fuerzas del mal, porque ¡Dios gobierna sobre todas ellas!

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL OUR DVDS & VIDEOS FOR FREE!